La mayoría de las veces damos por sentado la limpieza facial y creemos que es algo de poca importancia, y por flojera no la hacemos correctamente. El asunto va más allá del simple hecho de echarse agua y jabón. Acá te contamos cuáles son los errores más comunes que se suelen cometer para que los evites:

 

  • Lavarse dos veces al día: el exceso de limpieza puede irritar y dañar tu piel, lo más recomendable es que la laves por las noches para retirar el maquillaje antes de irte a la cama.
  • Comprar limpiadores según tu tipo de piel: no importa cuál tipo de piel tengas, lo importante es que tu limpiador no contenga entre sus ingredientes perfumes que puedan irritar tu piel o jabones agresivos que resequen tu piel. Si tienes la piel grasa, es recomendable que utilices cremas hidratantes; si la tienes seca, debes utilizar espumas limpiadoras.
  • Utilizar exfoliantes en grano para suavizar: los exfoliantes que son en crema son más efectivos que los de granos, ya que, ayudan a prevenir el envejecimiento y a combatir el acné.
  • Usar tónico: los tónicos a base de alcohol lo que harán será eliminar los aceites naturales de la piel.

 

No es necesario gastar una fortuna para lograr la limpieza adecuado de rostro, solo debes encontrar los productos correctos y darles su uso como es debido y verás los resultados.

 

Con información de cosmohispano http://ow.ly/XWFE3