Muchas creemos que por ser jóvenes no debemos cuidar nuestra piel, pero la verdad es que con algunos malos hábitos le sumamos años a nuestra piel. Estos son algunos de los errores más graves que puedes estar cometiendo:

 

  1. No usar protector solar los 365 días del año: para evitar el envejecimiento en tu rostro y en las manos, nunca debes olvidar utilizar protector para resguardarte de los rayos del sol.
  2. No invertir en unos buenos lentes de sol: estos son el complemento fundamental para evitar la aparición de las líneas de expresión alrededor de tu ojos; unos lentes de calidad protegerán tus ojos de los rayos del sol.
  3. Frotarte los ojos: aunque en muchas oportunidades te resulte cómodo y relajante frotarte los ojos, la piel de nuestros párpados y la que está alrededor de nuestros ojos es la más sensible y la menos elástica, al frotarla solo harás que se estire.
  4. Ignorar tu cuello, manos y pecho: la piel en estas zonas no produce glándulas sebáceas, por lo que resulta ser la zona con más resequedad y en la que más se acelera el envejecimiento; por eso necesita mayor atención e hidratación que otras zonas.
  5. No dormir las horas necesarias: sabemos que probablemente ya estés cansada de escuchar esto, pero lo esencial para nuestra belleza y salud es dormir lo suficiente.

 

Evitar estos malos hábitos puede resultar un poco difícil, ¡inténtalo y no te arrepentirás!

 

Con información de Cosmohispano.com http://ow.ly/YgBvA